Actualidad

EL SECTOR QUÍMICO: 1 VISIÓN CON 4 GRANDES RETOS A LOS QUE HACER FRENTE



EL SECTOR QUÍMICO: 1 VISIÓN CON 4 GRANDES RETOS A LOS QUE HACER FRENTE

Como se pudo ver en IBERQUIMIA, evento clave para el sector químico en España, la recuperación de calor procedente de las calderas industriales, la incorporación de sistemas de generación y aplicación de calor y/o electricidad con biomasa, y la incorporación de software industrial tipo SCADA, son ya una realidad determinante para el sector.

La incorporación de dichos avances, junto a otros, permitirá hacer frente a la necesidad de reducir el coste de la energía y adaptar los procesos a la nueva revolución industrial. Dichos aspectos, junto con la inversión en intangibles y la captación de talento humano, configuran la lista de los grandes retos a los que debe hacer frente la industria química española, si quiere hacer alcanzar la visión de ser un sector avanzado, puntero y con una consolidada presencia internacional.

“INNOVAR PARA COMPETIR” 4 RETOS A LOS QUE LA INDUSTRIA QUÍMICA DEBE HACER FRENTE

IBERQUIMIA, bajo su eslogan “Innovar para competir”, pone de manifiesto la necesidad de repensar los procesos, buscar nuevas alternativas, y establecer mejores y más avanzadas formas de hacer las cosas. Todo ello, partiendo de una base común, que permita hacer avanzar a la industria química de forma sólida y en una misma dirección.

El panorama actual de la industria química en España

Si en 2017 el sector químico cerró el año con cifras récord, para 2018 las previsiones son mejores si cabe. Para este año FEIQUE (Federación Empresarial de la Industria Química Española), estima un alza interanual del 4,7%, además de un 56% del total de las ventas realizadas en mercados internacionales. Atendiendo a estas cifras podemos afirmar que la industria química española funciona, y muy bien, pero para mantener la posición actual deben ponerse en práctica una serie de mejoras.

A continuación, pasamos a detallar esas cuatro grandes áreas de desarrollo a las que la industria química debe hacer frente:

1. Reducir los costes de producción, más específicamente, el coste de la energía

La industria química es una industria dependiente de la energía, todos sus procesos están sujetos de forma directa de lo que ocurre en el sector energético, desde la subida de los precios de los combustibles fósiles hasta la aplicación de políticas y normativas medioambientales.

Una alternativa, que permitirá afrontar la inestabilidad de los precios y evitar la situación de dependencia actual, al mismo tiempo que se reducen las emisiones de CO2, es la biomasa. Como combustible energético sostenible, la biomasa ofrece la posibilidad de llevar a la práctica el autosumistro energético, es decir, contar con una fuente de energía limpia, socialmente responsable, garantizada y estable en cuanto a los precios.

2. Digitalización: Revolución industrial 4.0

Desde el mantenimiento preventivo y predictivo, al control de cada uno de los procesos que intervienen en la producción. El mensaje es claro, todo puede interconectarse, predecirse y analizarse, pero para ello debe de contarse con los elementos adecuados de control y monitorización, entre otros.

En INNERGY llevamos años ofreciendo equipos para la generación y aplicación de calor y/o electricidad con biomasa, con sistemas SCADA, PLC y HMI de control y visualización de datos, ayudando a nuestros clientes a, además de tener un control en tiempo real y remoto de su planta, visualizar y trabajar con datos, aprendiendo de la experiencia para predecir y determinar el futuro de sus resultados.

3. Inversión en intangibles

Dentro de la inversión en intangibles podemos distinguir dos grandes áreas, la que hace referencia a las personas y la que hace referencia a la innovación. Dentro del primer grupo encontraríamos la capacidad para atraer y mantener talento, o la inversión en formación, mientras que, en el segundo grupo, estaríamos hablando de patentes, inversión en innovación, mejora de procesos, etc.

4. Captación de capital humano preparado

Cómo acabamos de señalar, es clave contar con talento, invertir en su formación y dotar a la empresa de los recursos necesarios para la innovación y la generación de ideas, esta premisa llevaría a la siguiente, adaptar la formación de hoy a las necesidades de mañana.

La oferta formativa y el contenido impartido evoluciona, pero quizá no lo haga al ritmo que lo hace la necesidad de las empresas de incorporar perfiles para cubrir nuevas tareas, la solución, una más estrecha e intensa colaboración entre la universidad y la industria química.

Como conclusión, y tal y como se afirmó en IBERQUIMIA, es preciso trazar un plan horizontal, en el que todos los sectores implicados en el desarrollo de la industria química: sector energético, medio ambiental y educación, entre otros, estén implicados de forma directa.

Finalmente hay que preguntarse, ¿Cómo puede la industria química hacer frente a estas líneas de actuación?

Mediante el análisis de la cadena de valor y la evaluación del grado de digitalización, es posible tomar consciencia de la situación actual, pudiendo definir un punto de inicio concreto sobre el que empezar a trabajar.

Solo partiendo de un análisis detallado de cada uno de los procesos que configuran una empresa, será posible detectar los puntos concretos de mejora y poner en marcha soluciones que de verdad sean “SMART”.

Por otro lado, respecto a la evaluación del grado de digitalización, es posible llevarla a cabo de forma sencilla gracias a iniciativas públicas como HADA, una herramienta de autodiagnóstico avanzado ofrecida por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Para más información pueden consultar el siguiente enlace: http://www.industriaconectada40.gob.es/Paginas/Index.aspx.

Próximamente:

La recuperación de calor y la valorización de residuos como soluciones para la industria química.

Acepto las condiciones de la política de privacidad

Contacta con nosotros

Contacta con nosotros y en breve te daremos respuesta.

Acepto las condiciones de la política de privacidad

Acepto recibir las últimas novedades sobre Innergy.