Aceite térmico

ACEITE TÉRMICO PARA APLICACIONES INDUSTRIALES

¿Qué es el aceite térmico?

Los aceites térmicos o fluidos térmicos son medios caloportadores que se utilizan para transferir energía térmica en aquellas aplicaciones o procesos donde se requieran altas temperaturas.

Una de sus principales aplicaciones es la de transmitir calor desde la caldera industrial de quemador o caldera industrial de biomasa, a los diferentes procesos industriales / aplicaciones que requieran calor.

El proceso del aceite térmico en un sistema de generación de calor mediante caldera industrial convencional o caldera industrial de biomasa.

El calentamiento del aceite térmico se produce a través del calor generado por la combustión de la biomasa en el hogar de la caldera, o del combustible (gas natural, gasoil, fueloil, etc.) en el quemador. Este calor se transmite a los serpentines situados en el interior de la caldera, por los que circula el aceite térmico.

Los serpentines de la caldera industrial, por donde circulará el aceite térmico, deben estar diseñados y construidos de acuerdo con la normativa, dimensiones y calidad necesaria para que, además de resistir las elevadas temperaturas a las que será sometido el aceite térmico, permitan una óptima velocidad para la adecuada transferencia de calor. Dichas cualidades no solo alargarán la vida útil del aceite térmico, sino también de la caldera industrial y demás equipos implicados en el proceso de generación de calor. Es por ello que, para este tipo de procesos de calentamiento de aceite térmico recomendamos la configuración de serpentines acuotubulares que, además de permitir evitar degradaciones excesivas del aceite térmico, agilizan los procesos de arranque y parada, evitando el proceso de evaporación instantánea, entre otras problemáticas y deterioros.

Ventajas técnicas generales del aceite térmico para su aplicación en sectores industriales

El aceite térmico se caracteriza por ser un medio caloportador de gran versatilidad, es decir, permite cubrir las necesidades concretas de una amplia variedad de sectores industriales. A continuación, citamos algunas de las principales características técnicas del aceite térmico.

  • Altas temperaturas (Hasta 400°C en fase líquida) con mínimas presiones atmosféricas, lo que simplifica el diseño de la instalación
  • Ausencia de corrosión (el fluido lubrifica la instalación)
  • Elevada inercia térmica (el sistema retiene el calor por más tiempo)
  • Larga vida de los equipos (Más de 20 años con un mantenimiento estándar y sin necesidad de reformas importantes)
  • Sistema no presurizado
  • Diseño de baja presión
  • Emisiones de CO2 y NOx proporcionalmente reducidas
  • Temperaturas mixtas que pueden ser fácilmente alcanzadas por diferentes usuarios en un solo sistema
  • Trabajos de obra civil más sencillos debido a la operación a baja presión

 

Ventajas de operativas del aceite térmico en instalaciones industriales

Tal y como apuntábamos en el apartado anterior, el aceite térmico es un fluido térmico cuya utilización se extiende en un amplio número de sectores industriales, pudiendo ser las ventajas que presenta consideras de forma general.

  • Control de temperatura sencillo y exacto (precisión de temperatura de ± 1º)
  • Muy bajo coste de mantenimiento
  • Evitamos problemas de corrosión
  • Rápida puesta en marcha y parada
  • Operación muy sencilla (No requiere de operador certificado)
  • No requiere de tratamiento de agua o químicos, mantenimiento de purgas de vapor y líneas de condensados
  • Sin costes de vertido (circuito cerrado)
  • Operación más segura: menos elementos de seguridad requeridos
  • Bajo punto de congelación
  • Sin pérdidas de calor por purgas, sin pérdidas de condensados

Aplicaciones del aceite térmico

Los aceites térmicos, como fluido térmico, se utilizan en una gran variedad de aplicaciones e industrias donde se requieren altas temperaturas. Algunas de las principales industrias en las que se utilizan dichos sistemas de transferencia térmica de aceite térmico son:

  • Industria química
  • Industria Maderera
  • Industria textil
  • Industria Alimentaria
  • Industria del plástico y caucho.
  • Aplicaciones marinas
  • Producción de petróleo y gas
  • Mecanizado de metales, papel y cartón
  • Materiales de construcción
  • Lavanderías

Asesoramiento continúo

La elección del aceite térmico es una decisión que debe considerarse técnicamente de la mano de profesionales, es por ello que, como fabricantes en calderas industriales de quemador y calderas industriales de biomasa, realizamos un acompañamiento y asesoramiento continuo a nuestros clientes sobre la elección del mejor tipo de aceite térmico, para las instalaciones y procesos particulares.

El proceso del aceite térmico requiere de la toma de más decisiones, por ello, además de asesorar a nuestros clientes en la fase de elección, les ayudamos de forma continua, es aspectos como: efectuar la adecuada limpieza del aceite térmico, purgado… Todo ello orientado a asegurar la máxima durabilidad y rendimiento de los equipos suministrados.

¿Le interesaría saber más sobre nuestras calderas industriales y equipos para la generación y aplicación de calor? ¿Necesita asesoramiento sobre el mejor tipo de aceite térmico para sus equipos? Póngase en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderle.

Soluciones relacionadas

Calderas industriales de aceite térmico con biomasa

Calderas industriales de aceite térmico con biomasa INNERGY lleva desde 1968...

Caldera de aceite térmico quemador

CALDERAS DE ACEITE TÉRMICO CON QUEMADOR Desde 1968, INNERGY se alza como fabricante de...

Aprovechamiento del calor residual

El continuo encarecimiento del combustible, así como una mayor necesidad de aumentar la...

Acepto las condiciones de la política de privacidad

Contacta con nosotros

Contacta con nosotros y en breve te daremos respuesta.

Acepto las condiciones de la política de privacidad

Acepto recibir las últimas novedades sobre Innergy.